martes, 3 de marzo de 2009

Prohibido besar.

Hoy luego del almuerzo decidí ir con una amiga a los jardines del Centro de Arte La Estancia, ya que este queda al frente de mi oficina y para mi es uno de los parques más bonito que tiene Caracas; si no han tenido la oportunidad de conocerlo no pierdan mas el tiempo y vayan en cuanto puedan, queda en la floresta y estoy seguro que les va a gustar.

Una vez que estábamos caminando por los jardines nos sentamos a descansar y así poder hablar tranquilamente un rato, durante la muy interesante conversación que tenia con mi amiga, ocurrió un hecho que podría decir nunca me había pasado y el cual me gustaría compartir con ustedes.

En el momento en que mejor fluía la conversación se acerco un joven de lo mas educado, el cual traía puesta una camisa que lo identificaba como seguridad del Centro de Arte, y dirigiéndose a nosotros nos dijo lo siguiente: “buenas tardes, espero que la estén pasando bien, así como que les gusten los espacios que el Centro de Arte La Estancia tiene para ustedes, así mismo les informo que entre las reglas que tiene el Centro tenemos que está prohibido besarse, yo se que no están besándose pero mi trabajo es el de advertir y así evitar que esto suceda, así pues que muchas gracias por su tiempo y disculpen la molestia.”

Una vez se fue el muchacho, mi amiga y yo nos volteamos con cara de sorpresa, sorpresa por la manera tan educada con que el muchacho se dirigió a nosotros y SORPRESA por el pedimento que nos hacia, pues creo yo que en el tiempo que tengo de vida nunca me habían prohibido besar a alguien. Ahora ¿cómo se puede tomar esta prohibición?

i) de una manera negativa, preguntándose el por que de no poder besarse, si un beso es tan bonito –saquemos de ese tipo de besos, los besos grotescos- un beso necesita sentimientos encontrados, deseos que convergen, ganas de besarse y como no un buen escenario, un buen escenario que permita recordar como majestuoso a un beso
ii) de una manera positiva, observando lo educado del muchacho, así como lo ideal de que el venezolano se tome el parquecito como sitio para distracción y sebo, para evitar que se caiga en lo grotesco de ver a parejitas como en el Parque del Este, sentado “Zampando” bajo la sombra de un árbol, pues están haciendo la sobre mesa por que la pasta con atún que se comieron los dejo bien llenos y es por eso que lo mejor para la digestión es un buen “latazo”, disculpen lo grotesco de la imagen pero es que es así, podríamos decir en otras palabras que todo esta se hace para evitar la ranchificación de La Estancia.

Entonces ¿qué será lo ideal? Prohibir los bonitos besos, esos besos que los enamorados guardan eternamente en sus recuerdos; o por el contrario hacer que la gente sea un poco más educada y así evitar la vulgarización de los espacios que compartimos con otras personas, y si respetamos esto, puedo estar seguro que ver a una pareja dándose un beso bonito, no tiene precio, y más aun si tu eres uno de los que besa.

Saludos,

GBA

4 comentarios:

Jordy Enrique Moncada dijo...

Solamente quisiera imaginar el nivel de tu pelucheo, el cual ha debido ser tal que al joven trabajador no le quedó más que decirte pana mosca con una vaina que me botan.

JEM

GBA dijo...

jajjajaajja jajajaj no no no! por que el señor iba por todos lor grupos advirtiendo! no fue una cosa mía, aparte yo estaba con una amiga hablando de cosas del trabajo.

Hmmm a menos que todo el mundo hubiera estado pelucheando y uno no se daba cuenta por eso mismo.

Amira dijo...

Pobrecito ese muchacho. Su trabajo acaba de entrar en mi top 5 de trabajos que nunca quisiera tener.

GBA dijo...

jjajajajaj a ver Amira, cuenta cuales son los otros 4, hmmm podrías escribir de eso! kkjajajaj